Los estilos más Cervecistas para el verano

Los estilos más Cervecistas para el verano

Hace 3 semanas

La cerveza es todo un referente de la propia cultura de consumo en España, pero sin embargo son los estilos refrescantes, los que más auge cobran en verano. Desde Cervecistas hemos llevado a cabo una particular selección donde dar rienda suelta a tus sentidos.

Aunque la cerveza se disfruta durante todo el año, se hacen más bebibles las opciones refrescantes, menos intensas, y con colores muy brillantes. Si tienes pendiente probar alguna de las siguientes propuestas, ahora es el momento de hacerlo.

1. Pilsen bohemia, el estilo que no falla

Este estilo lager, en el que nos hemos detenido en varias ocasiones, procede en sus orígenes de la República Checa.

Está muy extendido en la cultura cervecera. Se trata de un tipo de un tipo de cerveza bastante bebible y que presenta numerosas versiones. Fundamentalmente son sus ingredientes los que la convierten en la protagonista de numerosos encuentros, reuniones, terrazas y bares. Las populares “cañas” son la prolongación de este estilo Pilsen.

El agua con el que se fabrica es muy blanda y las maltas empleadas le aportan ese aspecto dorado tan apetecible que se puede percibir a través de las gotas y una espuma alta una vez se sirve en cristal. Además, el lúpulo Saaz, como principal en su elaboración, es el que hace que esta cerveza desprenda aromas a frutas y otros elementos.

La Pilsen por excelencia nos hacer pensar en la exitosa y lograda receta de Alhambra Reserva 1925 ¿A qué Cervecista no le apetece “una verde” cuando el sol aprieta?

2. Radler, la cerveza “ciclista” con limón

Mejor dicho, la cerveza con zumo de limón que tiene su origen en la Alemania de los años 20, cuyo creador Franz Xaver Kugler decidió llamarle radler en honor a los ciclistas y clientes que pasaban por su bar. La historia al completo y las notas esenciales de este estilo protagonista del verano se encuentran en el siguiente post.

3. Session IPA

Las cervezas lupuladas están abriéndose hueco en el mercado desde hace unos años y ahora cobran más protagonismo que nunca. Casi cualquier marca tiene dentro de su catálogo una cerveza Session IPA.

Las Session IPA, también conocidas como IPAs de Sesión, se caracterizan por ser cervezas muy bebibles y muy habituales en verano, especialmente por su graduación alcohólica. La mayoría rondan los 4 grados y casi ninguna sobrepasa los 5, por lo que son un poco más ligeras y moderadas que las IPAs tradicionales. Permiten un consumo en mayor cantidad, sobre todo en los días más calurosos.

Actualmente hay numerosas versiones, pero no podemos dejar de mencionar a una de las pioneras: la originaria Session IPA de All Day IPA de la estadounidense Founders Brewing. Una propuesta muy propia para alternar a diario con algún picoteo, mejor de notas cítricas o con toque picante.

Otra de las imprescindibles Cervecistas a tener en cuenta, es la versión de la gama Cinco Estrellas con todos los matices de una Session IPA elaborada en España, con la colaboración de los maestros cerveceros: Mahou Cinco Estrellas Session IPA ¡Casi nada!

4. Lager del mundo, a más baja temperatura

La cerveza lager triunfa en España, y ni los paladares Cervecistas más exigentes se resisten al estilo lager internacional cuando rondamos los 40 grados a la sombra.

Como todas las especialidades cuenta con subcategorías. Desde la propuesta nacional de autor, Casimiro Lager, pasando por el estilo Golden Lager, a medio camino entre las lager y las ale más doradas o pálidas y muy bien balanceadas, como Magna de San Miguel.

Sin dejar de lado uno de los iconos entre un público masivo, que deja referencias muy bebibles y queridas a nivel internacional. Nos referimos al estilo American Lager, en el que Budweiser puede ser una de sus mayores exponentes.

5. Las cervezas Sin y 0,0

Poder disfrutar de la cerveza sin límites y a un servicio de temperatura fresco es una de las mejores opciones para sus seguidores.

Tanto la alternativa Sin, con menos de un 1% de alcohol, o la que prácticamente no contiene nada de alcohol y que engloba las llamadas 0,0, (0,05% alcohol). Ambas modalidades están logrando un hueco también en el mundo craft, con recetas libres de alcohol muy apetecibles.

6. Las cervezas de trigo… entran muy bien

Las cervezas de trigo, Weissbier alemanas o Witbier belgas entran de lujo, especialmente si las dejamos para finales de verano cuando bajan ligeramente las temperaturas. Pensemos por ejemplo en la versión Casimiro Mahou Cerveza de Trigo, o en la cerveza de trigo belga por excelencia Hoegaarden Wit Blanche.

Como la mayoría de las cervezas, incluyen numerosas variantes, pero tienen un alto contenido de proteínas de trigo y no están filtradas, que es lo que le aporta ese aspecto turbio coincidente en todas ellas.

Además denotan aromas frutales como consecuencia de la levadura utilizada, y en el caso de las cervezas de trigo belga también, por la adición de especias añadidas durante el proceso de elaboración, que las convierten en la alternativa perfecta para disfrutar en esta época.