Cervezas Weissbier, una alternativa para las temperaturas suaves

Cervezas Weissbier, una alternativa para las temperaturas suaves

Hace 2 semanas

Las cervezas Weissbier, más conocidas como cervezas de trigo, son la alternativa perfecta para disfrutar durante las temperaturas suaves de final del verano.

En los últimos años el buen tiempo dura y dura cada vez más, por ello proponemos este tipo de cerveza de estilo alemán, muy bebible, para compaginar con los últimos rayos de sol intensos. De aspecto aparentemente turbio, con cierto cuerpo y de aromas afrutados, estas cervezas son una de las mejores propuestas cervecistas para esta época del año. 

Weissbier, la cerveza perfecta para el final del verano

Lo impensable está pasando. El periodo estival se prolonga cada vez más en el tiempo y está dando lugar a un nuevo ciclo donde los veranos duran hasta mediados o últimos de octubre. Es lo que se conoce como “Veroño”, una época donde la ropa de entretiempo, la vida en la calle, y las terrazas con unas cervezas y amigos se convierten en el plan perfecto de los momentos de ocio.

Aunque en España nos gusta la cerveza bien fría, cada vez optamos más por otras formas de consumo, nuevos estilos y maneras de alternar y concebir la cerveza.

Las Weissbier, también llamadas Weizen son cervezas de estilo ale o alta fermentación, que se elaboran con una alta cantidad de maltas de trigo.

Presentan un color pajizo pálido con tendencia a dorado y suelen tener una capa de espuma espesa, duradera y de color blanco. En general tienen un final generalmente seco y esponjoso. König Ludwig Weíssbíer es un buen ejemplo de calidad, aroma y sabor.

Sin embargo, como en la mayoría de las cervezas, hay numerosas variantes. Las Weissbier tienen un alto contenido de proteínas de trigo, que es lo que hace que su nivel de turbidez varíe.

“Mit hefe” es una versión de la cerveza Weissbier con una apariencia más turbia, debido a la presencia de levadura en suspensión.

En cambio, la versión de cerveza de trigo Krystal (“Kristal”) menos popular, al no tener levadura, es totalmente cristalina.

Procedencia alemana

Su origen se sitúa en la región de Baviera hace cientos de años, pero la continuidad de su producción tuvo lugar con la apertura de la fábrica de G. Schneider & Son en 1872, donde se creó la famosa cerveza Schneider Weisse. El resurgir, impulso y difusión, fue a mediados del S.XX tras la II Guerra Mundial.

Son muy populares y típicas en el sur de Alemania, por lo que si tenemos la oportunidad de visitar y pasar por Múnich, no debemos perdernos el típico desayuno alemán acompañado de alguna variedad de cerveza de trigo.

Con ciertas especias y aromas frutales como el plátano, el clavo  y hasta ligeras notas de  vainilla, existen varias versiones procedentes de distintos lugares.

Las más ligeras se pueden conjugar con pescados y aperitivos ahumados, que ganarán en intensidad a esta especialidad de las cervezas de trigo alemán. 

Sin embargo, existen otras propuestas, más cuidadas y selectas elaboradas en España como Casimiro Mahou Cerveza de Trigo. Es la versión de trigo de la gama, que se convierte en el ejemplo perfecto para disfrutar una cerveza de autor inspirada en este estilo de cervezas de Alemania.