7 estilos imprescindibles para cualquier Cervecista

7 estilos imprescindibles para cualquier Cervecista

Hace 3 semanas

El Cervecista es alguien que no nace, se hace, y la mejor forma de adentrarse en el mundo de la cerveza es conocer múltiples estilos diferentes, para poder apreciarlos en cada momento de desconexión rodeado de amigos, y ser así capaz de intercambiar intereses a través de la propia experiencia.

Sin embargo, dentro del infinito listado de cervezas existentes en la actualidad en cualquier bar o establecimiento, existen un número de estilos, categorías y subcategorías que se consideran imprescindibles. Así que a partir de ahora lo mejor es eliminar cualquier tipo de convencionalismo y poner a prueba los cinco sentidos. Empezamos…

7 estilos de cerveza básicos para cualquier Cervecista

1. Las lager internacionales

Hablar de lager en el universo Cervecista es complicado. Sobre todo porque dentro de las lager existe un amplio listado de subcategorías y estilos. Se puede decir que la denominación “lager” se impuso para este tipo de cervezas porque se trata de un tipo de fermentación, que es a temperaturas más frías, con levaduras lager que son las encargadas de realizar la fermentación.

El resultado son cervezas muy versátiles para consumir en cualquier momento. Son muy refrescantes y generalmente brillantes.

Muchas de ellas suelen por norma general llevar un % de otros cereales (a parte de la cebada malteada) como el maíz, el arroz o la avena. La icónica Budweiser puede ser uno de los mayores exponentes a nivel internacional y claro ejemplo ya que un ingrediente destacado en su receta es el arroz.

Dentro de este estilo caben diferentes cervezas. Desde las más pálidas, pasando por las doradas como la golden lager Magna de San Miguel, hasta las cervezas oscuras.

2. Pilsner o “pilsen”

Si hay un subestilo dentro de las lager que merece la pena dedicarle un apartado, esas son las cervezas pilsen. Su nombre se debe a su ciudad checa de origen “Plzen”. Su toque maestro es un lúpulo más floral y especiado en la receta, como por ejemplo el lúpulo Saaz con el que se elabora Alhambra 1925 (ámber checa), o la pilsner alemana Warsteiner, que contiene un lúpulo más herbáceo.

3. Las cervezas de trigo

Las cervezas de trigo merecen su propio espacio y degustación, porque dentro de este amplio apartado que incluye numerosas categorías, están las weissbier alemanas como König Ludwig Weissbier, las witbier belgas donde uno de sus máximos exponentes es Hoegaarden Wit Blanche, o algunas versiones como Botxo de Cervezas La Salve. Incluso también se han lanzado algunas versiones de autor inspiradas en este estilo como por ejemplo Casimiro Mahou Cerveza de Trigo.

En algunas cervezas, su aspecto puede ser velado o turbio por la levadura (Hefe). Se caracterizan por su aroma especiado a clavo, notas de plátano y cierta acidez en boca.

4. Porter y Stout

Las cervezas Porter son típicas londinenses y con unas características comunes como que son cervezas de color marrón muy oscuras y con notas que van desde el caramelo, el chocolate, las frutas pasas, el café, o el tabaco.

Hay multitud de cervezas inspiradas en los estilos Porter y Stout. Un claro ejemplo es la receta de Alhambra Baltic Porter, o Porter de Founders Brewing.

En cambio, aunque no todas, algunas de las cervezas Stout pueden destacar por ser opacas, ligeramente más amargas y con regusto seco, así como contener un porcentaje de alcohol más elevado.

Dentro de este gran grupo está la variante Imperial Stout (también conocidas como Russian Imperial Stout), y más concretamente las Imperial Stout BA (Barrel Aged) que han sido envejecidas en barricas durante un periodo de tiempo. Founders Brewing cuenta con la versión KBS.

5. Barricas

Las cervezas envejecidas en barrica han adquirido gran protagonismo en los últimos años. Son cervezas de trago lento que adquieren matices únicos que ningún Cervecista debe perderse. Una buena opción es la gama Barrica de Mahou o las v ersiones envejecidas como las Numeradas de Alhambra o Alhambra Barrica de Ron Granadino.

6. Dubbel y Tripel

Dentro del amplio listado de las cervezas belgas se encuentran las cervezas Dubbel y Tripel, cervezas de alta fermentación que se engloban dentro de las cervezas de estilo Trapense. Las Dubbel tienen un color más ambarino oscuro, y las Tripel son más subidas en graduación (a partir de los 8% vol.). La receta de Leffe Triple está inspirada en estas cervezas.

7. IPAs

Hablar del estilo IPA significa rememorar todo ese movimiento craft que está muy presente en las barras y en la cultura cervecera del momento. Han supuesto toda una revolución y un gran salto. Tanto que el público ya está mucho más familiarizado con ellas. Las cerveceras más importantes se han puesto manos a la obra y pocas son las marcas que no cuentan ya en su lista con alguna India Pale Ale. Mahou Cinco Estrellas tiene su propia versión: Mahou Cinco Estrellas Session IPA, una cerveza inspirada en las IPAs de sesión, perfectas para desconectar y muy bebibles.

Conforman un amplio grupo en el que hay numerosas variedades, entre las que se encuentran algunas como las American IPA (Yakima Valley de San Miguel), las NEIPAs o las Milkshake IPAs. Son cervezas intensas, donde el lúpulo es el protagonista, aportando amargor y aromas resinosos, a frutas de hueso y cítricos, cuyos matices cambian en función del tipo.