Cervezas alemanas: estilos principales e historia

Cervezas alemanas: estilos principales e historia

Hace 6 meses

Las cervezas alemanas se destacan en todo el mundo por su historia, su tradición y su multiplicidad de estilos. En este post exploraremos sus orígenes, los hitos que impactaron en la industria cervecera y analizaremos sus principales estilos y subestilos. 

La escuela de cerveza alemana ha influido en toda la industria cervecera. Se caracteriza por su variedad de estilos, que abarca desde cervezas doradas hasta negras y ahumadas, pasando por diferentes ingredientes, desde la cebada hasta el trigo. También, sus importantes fiestas, donde se destaca el Oktoberfest, contribuyeron a hacer de esta escuela una de las fundadoras y responsables de la difusión de la cultura cervecista en todo el mundo.

Hitos históricos que cambiaron la industria cervecera 

La cerveza en Alemania tiene sus orígenes en el consumo personal durante la Edad Media. Posteriormente, la producción se trasladó a los monasterios,  actividad que continúa hasta el día de hoy.

Pero uno de los hechos más relevantes, y que cambió la historia de la cerveza para siempre, fue la promulgación de la Ley de la pureza en 1516. Por la misma, el duque Guillermo IV de Baviera determinó que la cerveza solo podría elaborarse con agua, cebada malteada y lúpulo. Con esta medida, se controló, por un lado, la salud pública, y por otro, se evitó el uso del trigo para reservarlo para el pan. Esta ley evitaba la producción de las cervezas de trigo. Pero eso no duraría para siempre, por lo que estas cervezas no desaparecieron para alegría de los paladares.

Otro estilo muy representativo de la cultura alemana indiscutiblemente son las cervezas tipo Lager, con origen en Baviera. Que con la Revolución Industrial sufrieron un importante impulso de modernización en su elaboración.

oktoberfest

Cervezas alemanas: los estilos que debes conocer

Las cervezas alemanas van desde las rubias y pálidas, pasando por las negras y más oscuras, sin dejar de lado las de trigo. Todo un abanico que vamos a mostrarte siguiendo la guía.

Los estilos son muy diversos, pero podemos agruparlos de acuerdo al tipo de levaduras en cervezas lager, ales e híbridas. 

Las lager

-Münich Helles: lager limpia, de color dorado, con sabor a malta granoso-dulce y un final suave y seco. Es una cerveza refrescante para todos los días.

ABV: 4.7 – 5.4%

-Festbier: lager limpia con sabor maltoso y un ligero carácter lupulado. Aroma tostado y con impresión de dulzor. Sabor a lúpulo medio-bajo a medio, floral, herbal o especiado. Este estilo representa a la cerveza alemana moderna servida en el Oktoberfest.

ABV: 5.8 – 6.3%

-Helles Bock: lager pálida, dorada, fuerte y maltosa. De amargor moderado con un final moderadamente seco que permite degustar tanto malta como lúpulo.

ABV: 6.3 – 7.4%

-German Leichtbier: lager pálida, de cuerpo ligero. Moderadamente amarga con sabores de malta y lúpulo. Ligero aroma a malta como a galletas.

ABV: 2.4 – 3.6%

-German Helles Exportbier: lager ligeramente más fuerte con cuerpo moderado y aroma a lúpulo floral, especiado o herbal. También conocida como Dortmunder o Dortmunder Export.

ABV: 4.8 – 6.0%

-German Pils: cerveza amarga de cuerpo ligero con aroma a lúpulo floral. Limpia y refrescante. Final medio-seco con regusto amargo.

ABV: 4.4 – 5.2%

Warsteiner es un ejemplo de este estilo. 

-Märzen: es una amber lager maltosa de ligero a intenso color ambarino con sabor a pan tostado moderado amargor y final ligeramente dulce. Sin aroma a lúpulo. Era la cerveza típica del Oktoberfest, hoy las versiones modernas son doradas como la festbier.

ABV: 5.8 – 6.3%

-Rauchbier: es una amber lager de color cobrizo a marrón con carácter a humo de madera de haya. Este carácter puede ir de suave a fuerte. El regusto puede reflejar tanto la riqueza de la malta como los sabores del humo.

ABV: 4.8 – 6%

-Dunkles Bock: cerveza maltosa oscura y fuerte. Aroma a galleta tostada, caramelo toffe. Con dulzor hacia el final.

ABV: 6.3 – 7.2%

-Kellerbier: puede ser algo turbia. Son versiones jóvenes de estilos tradicionales alemanes, sin filtrar, sin pasteurizar y tradicionalmente servidas directamente de los recipientes de acondicionamiento en frío.

ABV: 4.7 – 5.4%

-Munich Dunkel: caracterizada por la intensidad, riqueza y complejidad típica de las maltas Munich más oscuras. Sabores a corteza de pan intensos, a menudo con dejos a chocolate en los ejemplos más frescos, pero nunca a quemado, áspero o astringente. Un ejemplo de Munich Dunkel es Franziskaner Dunkel, una cerveza de trigo oscura, refrescante y cuerpo moderado. 

ABV: 4.5 – 5.6%

Conoce más sobre el estilo Munich 

-Doppelbock: fuerte y muy maltosa con variante pálida y oscura. Las versiones más oscuras están más ricamente desarrolladas, con sabores más pronunciados de la malta, mientras que las versiones más pálidas tienen ligeramente más lúpulos y sequedad.

ABV: 7.0 – 10.0%

Conoce más sobre el estilo doppelbock

-Eisbock: lager oscura y fuerte con consistencia viscosa y sabor fuerte. Sin aroma a lúpulo. Dulzor de malta con una presencia significativa de alcohol. Esta cerveza sufre un proceso de congelación para extraerle el agua, y hacer una versión más intensa. 

ABV: 9.0 – 14.0%

guia cervezas alemanas

Las ale

-Weissbier: pálida y refrescante con final seco y notas de plátano y clavo, producto de la levadura. Franziskaner weissbier y König Ludwig son dos ejemplos que te invitamos a probar.

ABV: 4.3 – 5.6%

Descubre más sobre weissbier

-Dunkles Weissbier: oscura con carácter de levadura a plátano y clavo con sabores de malta a pan tostado o caramelo. Refrescante con final suave.

ABV: 4.3 – 5.6%

-Weizenbock: ale fuerte, maltosa y frutal. Combina lo mejor de la malta y levadura de una weissbier con el sabor maltoso e intenso de una dunkles bock.

ABV: 6.5 – 9.0%

Las híbridas

-Kölsch: cerveza limpia y fresca de carácter sutil a frutas y lúpulos. De final atenuado y refrescante. Aroma a frutas como manzana, cereza o pera y a lúpulo floral.

ABV: 4.4 – 5.2%

-Altbier: amarga aunque maltosa, limpia y suave. De color ámbar a cobrizo. Con ricas notas a pan horneado y corteza de pan tostado como a nuez. El aroma a lúpulo puede variar de bajo a moderado y puede tener un carácter especiado, florar o herbal, con un final ligeramente seco.

ABV: 4.3 – 5.5%

Las cervezas alemanas son elementales en el mundo cervecero, con una historia rica y una diversidad de estilos que las hacen únicas. Desde sus humildes comienzos en monasterios medievales hasta su influencia en la Revolución Industrial, esta escuela ha dejado una marca indeleble en la cultura cervecera global. Te invitamos a probarlas. 

Si quieres continuar el recorrido cervecista: 

Cervezas belgas

Cervezas inglesas