Tipos de botella de cerveza según el estilo

Tipos de botella de cerveza según el estilo

Hace 3 meses

La botella de cerveza ocupa un lugar central en el mundo cervecero, no sólo por cuestiones estéticas sino por su importancia en la conservación de la misma. Tamaño, forma y color varían de acuerdo a estilo y marca. 

La elección de la botella adecuada para cada cerveza no solo asegura la mejor conservación de la bebida, sino que también refleja su identidad única.

En sus primeros años, la cerveza se servía directamente del barril a la jarra, ya que embotellarla resultaba costoso. Sin embargo, todo cambió a partir de un hecho crucial: en 1845, se abolió el impuesto sobre el cristal en Inglaterra, lo que redujo significativamente los costos de las botellas. A partir de allí, los envases comenzaron a profesionalizarse y a variar tanto en forma, como color y tamaño, desempeñando un rol fundamental para la calidad del producto. 

Tipos de botella según el tamaño

envases de cerveza ambar

El tamaño de la botella comunica la forma en que se debe disfrutar la cerveza, ya sea de manera individual o en grupo.

En nuestro país lo más común es disfrutarla en dos medidas: el botellín (20 cl) o el tercio (33 cl). Pero en el mundo cervecero encontramos diversos tamaños.

Por ejemplo, la de 500 ml, común en cervezas inglesas pero también en alemanas, como Franziskaner Dunkel

También encontramos formatos grandes, que se emplean en cervezas especiales, de serie limitada o envejecidas en barrica. Un ejemplo es la “bomber”, de 650 ml, o las de de 750 ml, propias de algunas cervezas ácidas

Las formas de las botellas

Las botellas también varían su forma. Podemos encontrar: 

-Cuello Largo: la forma más común, con cuello y hombros redondos. Además, este diseño permite que el consumidor pueda tomar la cerveza para servirla desde el cuello, sin calentar la bebida.

Ejemplos de este tipo son Mahou Cinco Estrellas, o Stella Artois

-Belga: una de las formas más tradicionales, con doble hombro para evitar que la levadura pase al vaso y enturbie la cerveza. Característica de cervezas belgas, de trigo, stout o porter, como la Hoegaarden Wit Blanche

-Champenoise: inspirada en las botellas de champagne, presenta un cuello largo en forma de ‘S’ que permite etiquetas más pequeñas, acorde con la elegancia de la botella. Históricamente este tipo de botella se usaba para cervezas con altos niveles de CO2. Numeradas de Alhambra o Alhambra Reserva 1925 emplean este tipo de botellas. 

-Steine: una botella baja y compacta, similar a una jarra. Este tipo de diseño proporciona mayor diámetro para la etiqueta, reduciendo costes al evitar el doble etiquetado. La emplean Modelo o Dirty Bastard de Founders Brewing. 

Los colores de las botellas

envases de cervezas de colores

Más allá de la marca, el color está estrechamente relacionado con la protección de la cerveza, ya que la luz directa y el calor afectan su conservación. Predominan tres colores:

-Ámbar: el más antiguo y utilizado, brinda una excelente protección contra los rayos ultravioletas, mejorando la conservación y garantizando que el sabor esté intacto. Aunque es el más común, no destaca en términos de marca. Por ejemplo, La Salve Lager

-Blanco: Muestra más detalle acerca del color de la cerveza, y aunque la cerveza esta igualmente conservada, la luz puede pasar a través de la botella. Es el caso de la Corona

-Verde: proporciona un impacto estético mayor, transmitiendo nostalgia por su estilo histórico. Ofrece más protección contra los rayos que el blanco, pero menos que el ámbar. Por ejemplo, Beck´s.

Para concluir, el envase juega un rol esencial en la experiencia cervecista, desde su costado estético hasta su papel funcional. La selección adecuada de una botella es parte tan importante como el lúpulo que se utiliza y brinda una identidad única a cada bebida.