Loading...

Una doble lúpulo para carnes cocinadas al horno o a fuego lento

Una cerveza doble lúpulo para platos de carnes cocinadas al horno o a fuego lento.  

Determinadas cervezas de sabor intenso, como alguna lager de doble lúpulo, se convierten en la conjugación perfecta para acompañarlas de platos de carnes rojas o de caza. Mejor elaboradas al horno, o en largas y prolongadas cocciones, a fuego lento.

Mientras se va preparando el plato principal, se puede ir abriendo boca conjugándola con algún aperitivo previo, y alargando su disfrute hasta la mesa.

Este tipo de cerveza, creada para degustarla como única e inconfundible, tiene esa gran capacidad de limpiar el paladar, y sacar toda la expresividad y sensaciones derivadas del cereal o tostados de la malta.

Empezar por unas tapas donde el protagonista sea el jamón ibérico o el queso, aportará la cremosidad necesaria para disfrutar al máximo de la doble lúpulo.

Ya en mesa, el asado, de alguna carne jugosa, como el cordero lechal, o de una de las partes más exquisitas del cerdo, como el secreto ibérico, limpiará el paladar de residuos y permitirá realzar todas las sensaciones cárnicas derivadas del plato.

Se sugiere acompañarlo de unas patatas al horno como guarnición y una salsa a base de especias y ligero tono picante en boca.

¿Eres mayor de edad?

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios para mostrarles publicidad relacionada con sus preferencias, y facilitar la interacción con redes sociales. Sí continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.