Hofbräuhaus am Platzl, el icono de la cerveza en Munich

Hofbräuhaus am Platzl, el icono de la cerveza en Munich

Hace 1 semana

Hofbräuhaus am Platzl, o HB, un icono de la cultura bávara y la cervecería más famosa de todo Munich.

Existen pocas cervecerías en el mundo en las cuales resida tanta historia.

Fundada en 1589 por el Duque Guillermo V de Baviera –nieto de Guillermo IV, impulsor de la Ley de pureza– la estableció como proveedora oficial de cerveza weissbier a la casa real bávara, hasta que en 1828 abrió sus puertas al público general.

Inauguró nueva sede en 1897, pero durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial la Hofbräuhaus am Platzl fue arrasada y no sería reconstruida hasta 1958, en homenaje al 800 aniversario de la ciudad.

En sus casi dos siglos de historia ha visto pasar todo tipo de viajeros y personalidades ilustres, hasta convertirse en todo un icono de la ciudad y un destino marcado tanto por los turistas, como por los propios muniqueses.

Pero esto no es todo, porque la carta tiene tanta historia como el lugar.

En la HB se sirven algunas de las cervezas alemanas más tradicionales, procedentes de recetas que no varían durante siglos; además también se pueden probar algunas propuestas gastronómicas de la zona, como sus famosos codillos de cerdo y la comida típica de la cultura bávara.

La Hofbräuhaus am Platzl cuenta con tres plantas donde se puede comprobar cómo sus ambientes cambian de forma gradual.

La mayoría de visitantes se reúnen en una inmensa planta baja de techos adornados con motivos referentes a la cultura bávara, siendo la primera planta un lugar mucho más tranquilo y apacible, frecuentado por familias y clientes de la zona.

La Festsaal, o sala del festival, es la joya de la HB.

Se encuentra en el nivel superior y a día de hoy sólo se abre para ocasiones especiales o se reserva previamente para eventos.

En definitiva, la cervecería más popular de la capital de Baviera acoge a unas 35.000 personas diarias, posee su propia –y gigante– carpa en la Oktoberfest de Munich, y cuenta con una réplica exacta en la ciudad norteamericana de Las Vegas.

No está nada mal teniendo en cuenta que Hofbräuhaus am Platzl es el establecimiento que se remonta a la mismísima Ley de pureza.