Etiquetas en el mundo cervecista: la imagen lo es todo

Etiquetas en el mundo cervecista: la imagen lo es todo

Hace 5 dias

Si bien lo más importante siempre será la cerveza, las etiquetas son un factor imprescindible a la hora de elegir. Por información, seducción o colección son un atractivo a la hora de la compra. Te contamos su historia y presente en este post. 

Si no conocemos una cerveza, la etiqueta siempre será uno de los diferenciales. La puerta de entrada, la invitación a probar. Allí radica su importancia tanto para el productor, como para el consumidor. 

Además de la información y atracción que pueda generar su diseño, la etiqueta va más allá y transmite la filosofía de una cerveza. Es su carta de presentación, su imagen, su identidad. 

La historia del etiquetado

etiquetas cerveza

Puede decirse que nacieron antes del papel. Los fenicios, como primeros grandes comerciantes, grababan manualmente los envases. Pero con la llegada del papel y la imprenta nacieron las etiquetas como hoy las conocemos. En un inicio fueron muy simples, y hoy, más evolucionadas, fueron transformándose, en algunos casos, en verdaderas obras de arte. 

Las primeras etiquetas llegaron a las botellas españolas a finales del siglo XIX, concretamente a una cerveza originaria de Santander apodada Cruz Blanca. Hacia los años 20 los cerveceros establecieron un modelo único de botellas, lo que obligó al uso de las etiquetas como elemento imprescindible de identificación. 

 

 

De colección

Como podemos observar, además de la información básica, las etiquetas tienen un rol publicitario. La imagen lo es todo. Y no es la excepción en este caso. El abanico es amplio. Hay marcas que la preservan por siempre como rasgo identitario, hay otras que la modifican constantemente o salen a la venta con colecciones especiales recurriendo incluso a artistas plásticos. Es el caso de cervezas como la Partizan de Londres, que lleva en sus etiquetas las ilustraciones de Alec Doherty para mostrar la diversidad de la ciudad.  

Alhambra: toda una historia en etiquetas

etiquetas Alhambra

Las etiquetas de Alhambra juegan con un lenguaje propio y buscan transmitir el espíritu de cada uno de sus estilos. Empezando por la no etiqueta de la Alhambra Reserva 1925, que es una réplica de las primeras botellas talladas. Lo mismo ocurre con la Alhambra Reserva Roja

Asimismo, las Numeradas buscan transmitir su carácter artesanal a través del formato de sus botellas, además incluyen un libreto con el paso a paso de su elaboración. 

Finalmente, la Alhambra Reserva Esencia Citra IPA muestra el rótulo más artístico. Serigrafiado en la botella, demuestra que no es otra IPA más. La etiqueta al tacto se siente agradable y placentera como la cerveza. 

Como hemos visto, hay etiquetas provocativas o conservadoras. Minimalistas o repletas de detalles. Pero el objetivo es el mismo. Mostrar quién es quién en el mundo cervecista.