Cervezas de Navidad, el origen y sus características

Cervezas de Navidad, el origen y sus características

Hace 3 semanas

Las cervezas de Navidad cobran su mayor protagonismo coincidiendo con las celebraciones. Te contamos el origen, la historia y los tipos más populares que cada año lanzan algunas de las cerveceras más internacionales y conocidas del mundo, y que ningún Cervecista debe pasar por alto.

Las llamadas cervezas de Navidad son básicamente cervezas estacionales o de temporada.

Como cada año se convierten en un producto icono de las celebraciones y de las mesas de cada casa.

Frente a lo que consideran la mayoría de los expertos, las cervezas de Navidad no conforman un estilo en sí mismo.

Son cervezas de temporada, invernales, cuyo consumo es más adecuado y está pensado para los meses de invierno. Suelen distinguirse por unas determinadas características y matices concretos.

Se elaboran desde hace mucho tiempo, y como plus añadido suelen destacar por su etiquetado y nombres, la mayoría de ellos relacionados con la temática navideña.

Sus matices son intensos y muchas veces maduran varios meses hasta la llegada de la Navidad.

Estas cervezas tienen su propia historia, tradición, mucho más arraigada en algunos países europeos como Bélgica (una de las cunas mundiales de la cerveza), sin dejar de mencionar el auge que tienen en la cultura cervecera anglosajona donde las cervezas de navidad inglesas o americanas cuentan con múltiples versiones muy ricas y apreciadas entre los paladares más exigentes.

Veamos cómo identificarlas, sus características y algunos ejemplos muy significativos.

Las cervezas de Navidad no son sólo las Winter Ale

Las cervezas de Navidad pueden presentar diferentes características (suelen ser más oscuras y fuertes, pero también las hay más pálidas o refrescantes).

De hecho están íntimamente relacionadas con las cervezas Winter Ale.

Ello es debido a que se disfrutaban en la temporada más invernal, pero sin embargo podemos afirmar que últimamente se han desprendido de este calificativo, y ahora están mucho más diferenciadas.

El estilo Winter Ale o cervezas de invierno se identifican especialmente con la versión invernal inglesa conocida como Winter Warmer.

Estas cervezas son de alta fermentación, más bien oscuras, con un perfil alcohólico, presentan un toque dulce, que procede la mayoría de las veces del clavo, el anís o la vainilla, entre otras especias.

En definitiva, reúnen todas las características más apetecibles para disfrutarlas durante los meses fríos (incluso después de Navidad) y maridarlas por ejemplo con toda una selección de postres navideños.

Las cervezas de Navidad o Christmas Ale

Si nos centramos en las cervezas de Navidad, es decir, en las Christmas Ale o Winter Seasonal Ale, digamos que muchas de ellas coinciden con las características propias de las cervezas winter ale, pero en este grupo tienen cabida cervezas con otros matices. Hasta las rubias más refrescantes.

También son cervezas con cuerpo y muy similares o coincidentes con las cervezas de invierno, pero elaboradas especialmente para estos días de celebración.

La guía del Beer Just Certification Program menciona ciertas pautas y características propias de las Christmas beers.

Establece que son cervezas cuyos matices e ingredientes están íntimamente relacionados con la época navideña.

Hablamos de cierto dulzor, notas afrutadas a pasas o ciruelas, un elevado grado de maltosidad y elementos o especias que recordarán a los sabores inspirados en los dulces típicos de Navidad como el bizcocho de jengibre, o incluso el aroma o el sabor del sirope de arce. 

Su historia

Su historia es larga. Algunas fuentes encuentran su origen en la Escandinavia precristiana.

Los vikingos elaboraban cervezas en verano, durante el mes de julio, que denominaban “Yule” (Julio), y que consumían en diciembre para evocar a los dioses nórdicos y celebrar el solsticio de invierno.

Más adelante en pleno cristianismo se constata que este tipo de líquidos más especiales y preciados se guardaban y servían coincidiendo con la celebración de esta festividad.

Y siglos más tarde en Estados Unidos, los inmigrantes de los países escandinavos la exportaron a lo largo del S.XVIII y su tradición se fue extendiendo durante años.

Mientras en Europa hay múltiples versiones entre las que se encuentran una de las cervezas más conocidas e internacionales de Bélgica, Stella Artois (cuyo nombre “Stella” se traduce como “Estrella (de Belén)” y que en un principio se lanzó como cerveza de Navidad.

No olvidemos citar que al contrario de las típicas cervezas de navidad, es una lager muy equilibrada y refrescante, cuyo consumo se ha extendido a cualquier otra época del año.

Algunas cervezas de Navidad

Se pueden encontrar desde las famosas bières de Noel en Francia, las weihnacht de Alemania, o las versiones Christmas Ale americanas como la cerveza Anchor Brewing, que tradicionalmente saca cada año su versión navideña ale, con unos matices distintos, pero normalmente de toques sedosos, y muy propia para disfrutar en las reuniones durante estos días.

Sin embargo la cerveza de Navidad por excelencia es la Samichlaus (que es como popularmente se conoce a “Santa Claus”) austríaca.

Cada 6 de diciembre, día de San Nicolás, se saca la elaboración del año anterior para disfrutar de la festividad junto a los regalos.