Loading...

Cervezas reposadas y setas o trufas de temporada, fusión de notas complejas

Algunas cervezas más reposadas son la ocasión perfecta para maridar con determinados productos de otoño, como las setas o trufas de temporada.

Las setas pueden ser la causa perfecta para un buen plan de cualquier fin de semana en otoño. Forman parte de la cultura culinaria desde hace siglos y requieren de todo un ritual culinario desde su recolección, hasta su degustación.

Qué mejor plan que salir al campo o a la montaña en busca de ellas y culminar el día con la preparación y degustación de las que se han conseguido alrededor de una mesa, amigos, y maridadas con la cerveza perfecta.

Eso sí, es necesario contar con unos conocimientos mínimos para saber que las que se han recolectado son totalmente comestibles.

Alguna lager más reposada, que ha estado madurando mínimo 12 meses en barrica, maridada con setas y trufas de temporada, se mezclará y sacarán el máximo partido y apreciación de las notas más complejas de este tipo de cerveza.

Determinadas cervezas Lambic, de fermentación espontánea, también pueden ser el complemento perfecto para quedar como un auténtico anfitrión. La fusión de este tipo de cerveza, una de las más antiguas del estilo belga, cuyo proceso de elaboración puede prolongarse durante varios años, junto a un revuelto de setas, se unirá con las notas frutales típicas que se suelen emplear en esta variedad.

¿Eres mayor de edad?

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios para mostrarles publicidad relacionada con sus preferencias, y facilitar la interacción con redes sociales. Sí continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.