Pilsen, un nombre de malta y mucho más

Pilsen, un nombre de malta y mucho más

Hace 1 año

Posiblemente, hayas escuchado o leído alguna vez la palabra Pilsen, y seguramente haya sido en la etiqueta de alguna cerveza. No es de extrañar, ya que Pilsen es el nombre de un estilo de cerveza muy popular, que se elabora en todo el mundo y es el más consumido. En España la cerveza tradicional, la que nos suelen servir en nuestras cañas y que llevamos elaborando desde hace más de 150 años es de estilo Pilsen. Son cervezas frescas, doradas, ligeras, con buena carbonatación y con un sutil amargor final.

El nombre de este estilo de cerveza perteneciente a la familia Lager viene de la variedad de cebada malteada que se emplea para su elaboración, la malta Pilsen. En cualquier parte del mundo donde se fabrique una cerveza Pilsen se utiliza este tipo de malta que le confiere el color dorado y un toque dulce a pan o galleta. Esta malta es muy tradicional en Europa y no solo se utiliza para las cervezas estilo Pilsen, también se emplea para muchos otros estilos de cerveza. Siempre se suele utilizar como malta base, es decir, la variedad de malta con mayor proporción en una receta y que aporta la mayor parte de los azúcares para la fermentación. Aunque no sea tan frecuente, también se utiliza como malta base en algunas cervezas belgas de tipo Ale.

Pero el nombre de Pilsen que se le da a esta malta y a la cerveza proviene a su vez de otro referente: el nombre propio de una ciudad de la República Checa, situada en la histórica región de Bohemia, y que es la cuna del estilo de cerveza Pilsen desde 1842.

La ciudad de Pilsen se hizo conocida internacionalmente gracias la fabricación de cerveza y es que sus aguas extremadamente blandas y sus lúpulos aromáticos de la variedad Saaz ofrecían todas las claves para elaborar este estilo refrescante, liviano y tan equilibrado y sutil en aromas y sabores que en poco tiempo conquistó el mundo entero.

Hoy en día Pilsen es el estilo de cerveza que se produce en mayor cantidad y por tanto el más consumido en todo el mundo. Su baja graduación y su cuerpo ligero hacen a esta cerveza fácil de beber y adecuada para casi todos los paladares y momentos de consumo y por ello es también la más fácil de encontrar en bares, tiendas y restaurantes de los 5 continentes.