4 tendencias que marcan el mercado de la cerveza en 2020

4 tendencias que marcan el mercado de la cerveza en 2020

Hace 8 meses

Descubrimos los nuevos estilos de cerveza y variedades que están marcando tendencia a lo largo de este año 2020.

La pasión que sentimos por la cerveza es incondicional y en esta afirmación coincide cualquier Cervecista. Sin embargo, las modas y preferencias más bebibles van y vienen.

Algunas recetas que se desarrollaron en el pasado vuelven a resurgir, y al mismo tiempo aparecen nuevas fórmulas que atrapan el paladar de los fans de la cerveza y de los más aficionados a la bebida más de moda.

Cada año nos sorprenden sabores y matices, que hacen que algunas  categorías se conviertan en las preferidas para disfrutar en una época determinada, y que se vean con más frecuencia en la barra de un bar, en la carta de un restaurante, en los stands de las grandes superficies o en tiendas de cervezas especializadas. 

1. Hoppy beers, las cervezas lupuladas más refrescantes

Las hoppy beers o “cervezas lupuladas” se están abriendo hueco en el mercado y son todo un ejemplo del buen momento que está atravesando la cultura cervecera. Dentro de la escuela Americana/Craft constituyen un estilo que evoca al pasado, y nos traslada hasta los primeros momentos de nuestro encuentro con la cerveza.

Cada trago nos recuerda por qué nos encanta la cerveza. Algunas cervezas hoppy están muy consolidadas, pero otras en cambio son relativamente nuevas y están apuntando muy fuerte. Es el caso de San Miguel Manila, la India Pale Lager con gran variedad de matices. Una cerveza por explorar y compartir, elaborada a partir de una selección de lúpulos aromáticos, donde su elaboración mediante Late Hopping y Dry Hopping, le aportan multitud de matices.

2. Las IPA siguen en la cúspide

Entre los clásicos recuperados, reapareció la cerveza IPA hace algún tiempo. Durante 2020 mantendrá su continuidad como uno de los estilos más exitosos en las barras o en cualquier momento de desconexión.

Entre las apuestas más deseables que está atrapando los paladares más mainstreams, Mahou 5 Estrellas Session IPA es la receta resultado de la fusión de los maestros de Mahou y de Founders Brewing. Una opción muy refrescante, que está a medio camino entre la Mahou 5 estrellas de toda la vida y la versión craft de la cervecera estadounidense. Sin duda, una explosión de sabores.

3. Las cervezas Sin y 0,0, cada vez más solicitadas 

Las cervezas 0,0 continuarán en la cúspide de los estilos más demandados. Las nuevas generaciones se están sumando a este tipo de alternativas cero alcohol.

Motivos como la incompatibilidad del alcohol en los momentos de ocio y diversión, han provocado la aparición de una nueva oleada de cervezas 0,0 para seguir disfrutando sin límites de nuevas recetas.

A esta tendencia Sin alcohol también se está sumando el mundo craft. Veremos recientes versiones, tanto de productos existentes, como el lanzamiento de sabores inéditos procedentes de Europa y Estados Unidos. Así que tomemos buena nota porque las 0,0 y Sin alcohol apuntan muy fuerte.

4. Nuevas bebidas fermentadas, el Hard Seltzer y la Kombucha

Por último, aparecen otras alternativas fermentadas como el hard seltzer o la Kombucha entre otras, que se pueden encontrar en algunas cervecerías.

Los hard seltzer surgieron hace relativamente poco tiempo, pero se han disparado en el último año como una propuesta saludable, baja en calorías y en alcohol que está atrapando a un sector muy importante de la población.

No se sabe a ciencia cierta cuanto puede perdurar esta tendencia, pero lo que está bastante claro es que entre las novedades que van a marcar tendencia en 2020, las cerveceras no van a perder la pista al Hard Seltzer. Todo apunta a que se convertirá en una de las elecciones del verano para quienes prefieran algo intermedio y distinto a la cerveza, o al alcohol más potente.

Por otro lado, la Kombucha está tomando posiciones. Se trata de una bebida fermentada de ligero sabor ácido. Sus orígenes milenarios se sitúan en la antigua China y se obtiene a partir de la fermentación de té dulce. Esta bebida parece que ha venido para quedarse, marcando tendencias de consumo.